Condenan a 12 años de prisión a ex presidente de Brasil Lula Da Silva

Tres magistrados de un Tribunal de Porto Alegre ratificaron por unanimidad su condena por el delito de corrupción a 12 años de prisión al ex presidente de Brasil Luiz Inácio Lula Da Silva e inhabilitaron su ejercicio en la política.

Entre tanto, los mercados reaccionaron con euforia a la decisión judicial y la Bolsa de São Paulo se disparó. Mientras, el Partido de los Trabajadores anunció que Lula sigue siendo su candidato presidencial para octubre y denunció que su condena es una maniobra “golpista” de los mismos sectores políticos, judiciales y mediáticos.

Los magistrados avalaron los argumentos del juez Moro para concluir que Lula recibió un apartamento triplex en una playa del litoral de São Paulo como un soborno de la constructora OAS, beneficiaria de contratos de la petrolera pública Petrobras.

Los jueces indicaron que hay numerosas pruebas de que el inmueble estaba reservado para la familia de Lula y que incluso se realizaron obras de reforma en él para adaptarlo a las solicitudes de sus futuros ocupantes.

El tribunal, como antes había hecho Moro, dio también toda la credibilidad a la confesión premiada del expresidente de la constructora OAS Leo Pinheiro, quien desveló el acuerdo para regalar el apartamento a Lula.

Tanto los magistrados como la fiscalía insistieron en negar que el proceso tenga un carácter político, como vienen denunciando Lula y sus seguidores. “No juzgamos al hombre o al personaje, reconocido estadista, si no a quien cometió delito”, señalaron.